miércoles, agosto 31, 2016

Desliar...

Desliar,
Absorber de la savia
De los soles
Pobladores de este cosmos
Como entereza de los cuerpos ausentes.
Andar, lenta, bajo el cariz desterrado
De un montículo de caracolas
Bajo el canto de sus alas.
Liar,
En el insomne grito de ramas
Columpiadas por un viento
Del  respirar venidero
De los sueños.


martes, agosto 30, 2016

No haces caso...

No haces caso. Un océano verde, revuelto en melenas blancas que azotan a los cuerpos desnudos que se hunden en el. Rocas rociadas de algas que amarran los vientres llenos de ilusión. Te vas. Te sumerges bajo las aguas al encuentro de la libertad….así, con tus sentidos en vertical. No temes. No eres huida, te enfrentas a la deformidad del oleaje en una danza de lucha, de fuerza contra corriente…y es que te apetece, te da la gana. Como te admiro. Baño prohibido en estas aguas y tu sin embargo te haces gigantesca contra el miedo.  Sigue así, en la danza de tu cuerpo con el mecer de ese mar envuelto en fronteras irrompibles. Para ti no hay parada, yegua salvaje que se extiende por el abrazo cruel de esa masa verdina. Ahí, el horizonte. No haces caso. Te observo. Confío en que pronto regresarás elevada por caracolas a son de su eco. Grande, por qué eres grande ante la desafiante corrosión de la vida. Ahí estás…deja, espérame que seré como tú, ser de la nada que brota en la cima de olas bruscas, crueles. Nadaremos hasta el límite de espejos que insuflan gaviotas doradas del sudor, del sudor ensangrentado del reto de los sueños. Edificaremos alguna canción…sí, si la,la,la ….ya está aquí, con nosotras empujándonos en el creciente halito de nuestra existencia. 

domingo, agosto 28, 2016

Querida Anne:

Querida Anne:
       El firmamento luce su traje de gala con sus constelaciones bajo una luna aletargada. Me voy. Te dejo. Me despeino y corriendo me aparto de ti. Mi última visión fue una casa lejana, de techos floreados donde un manantial te amamantaba. Sí, con esta observación me largo, avanzo callo abajo en medio de farolas que dan sentido a mis zancadas. Te diré que siempre estarás presente en el proceso vasto que deriva la existencia. Sí, te recordaré con las alas abiertas y hechizadas por el trenzar de unos arroyuelos que caminarán por tu cuerpo desnudo. Sigue bailando…sigue, te imagino en un ensueño, en un despertar mezclado de poesía y cantos a los dioses de este universo. No más me preocuparé por ti. Parto donde el destino sea desenlace de mí continuar en la verticalidad de una lucha. Sí, luchar por la vida, por las felices cascadas que caen a un cuenco que se rebosa de dignidad y benevolencia.  Uf, noche de calor. Noche de un sueño de verano en que has logrado exteriorizarte bajo el abrazo del amor, de tus deseos. Adiós amiga. Ya sabes…colores pinta un rincón de mi corazón que siempre dará la bienvenida a los lazos pintorescos, alegres que andan por este mundo.

                                            Abrazos, Luam


sábado, agosto 27, 2016

inacabable...

Inacabable.
Exquisito.
El placer de las gotas
Colmando la erosión de rostros
Caídos a estas tierras
Sumergido en el contemplar
Del tiempo efímero.
Manos enraizadas en los caminos
Obsoletos, solitarios, vagos
De una realidad abducida
Por el semblante de una risa.
Extenso.
Belleza.
Himno de la madre naturaleza
Emergiendo de un vientre
Como eterna afluente
Que hemos de beber.
Bebamos del cuenco de los astros,
De las alas primorosas de la brisa,
De las singladuras que aún quedan

Por vagar tras nuestra sombra. 

jueves, agosto 25, 2016

Qué escucho...




Qué se escucha. Qué es lo que la sordera permite la luz de mi estática esencia. Son flautas, arpas, pianos y violines enhebrando la risa de una aurora donde el océano, frente, hace erupcionar gaviotas  gigantescas en el paso de la tranquilidad. Despertamos como ausentes colinas donde el ronronear de los ciegos cementerios nos ahuyenta en el curso de nuestras manos.  Un cielo donde las filigranas solares amamantan el tierno oleaje, una brisa que regresa sin el quejido del silencio, de la nada escalando en la meditación de las almas que se congregan en  la verticalidad de una paz. Navegar bajo las secuelas constructivas de un corazón que llama, que anhela sus singladuras a través de espejos de bruma. Y suenan flautas, arpas, pianos y violines en el rito incesante  de un tic-tac del destiempo, de mujer de raíces que se lían a las solemnes gotas del continuar sobre los sueños.



miércoles, agosto 24, 2016

Querida luam:

Querida Luam:
    Lo siento por la tardanza. Llevo días mirando a través de la ventana a oscuras y te veo ahí, en una esquina aguardándome. No, no esperes más. El dolor es irreversible. Tu formas parte de esa ayer que hay que despejar, alejarse sobre nubes claras y profundas que me deleiten con otros ojos, otros rostros, otras manos.  Perdóname.  Pero aquí jamás entrarás. Sí, aquí donde el mutismo es sombra que mece mis pasos por esta casa de blancas paredes. No me das pena verte ahí, esperando, esperando…¿para qué? Nuestra amistad no va de nuevo a funcionar, existe cierto retoque de destrucción por lo que he decidido ser ausencia de ti, del pasado. No, no mires más a mi puerta, vete y se feliz con tu vida. Tu para mí no eres más que un vago recuerdo que me embrutece por lo que te pido que seas humos que se expande en otros pasos, largos, muy largos donde los míos no coincidan. No estoy tan mal como piensas, solo, elaboro el crecimiento de mis nuevas rutas. No me verás más y si acosa seré negro antifaz que se esfuma con el aliento de un tropiezo. Hoy ha refrescado y me alegro. Me alegro por ti. Márchate ya. No soporto el peso de la vigilancia, de las viscosas brisas que se me pegan cuando yo no lo he buscado. No sé si está será la última carta pero si me despedida.  Si quieres saberlo ando escuchando música. Ya sabes mis gustos, mis preferencias, siempre las mismas. Ahora no te veo, pero te diré que estoy desnuda, bailando al son tambores, flautas y pianos que ponen en equilibrio mi conciencia. Sí, mi conciencia. No es que te desprecié. Pero comprende: eres pasado. Miro fotos y fotos, las estoy quemando, aquí, en un cubo. No te das cuenta y por tu cerebro pasa que estoy mal, muy mal. No, no es así. Los años pasan y el tiempo no se detiene, todo lo del ayer en el hoy para mi es una farsa, una mentira del destino. Por ello eres invisible, eres desestructurada  noria a la que no he de subir. Que vaya bien, que los astros te guíen bajo el flujo incesante de tus idas y venidas.

                                    Se despide, Anne. 

martes, agosto 23, 2016

Como si fueras agua...

Como si fueras agua
Que arrastra, que desgastas
Las manos de la nada
En el serpentear de tus ojos.
Ojos sin rostro,
Sin el acierto de un viento
Que pasa y se va.
Como si fueras agotamiento
Empinada cumbre
De las melancólicas huidas
En las vertientes del silencio.
Dime, aquí estoy…
Sobre cometas de arco iris
Viajando a la lumbre de tu llanto,
De tus desgarradas maneras
De habitar la tierra dolida.
Batallas infinitas,
Sangre corroyendo
Los inocentes del mañana.
Somos grutas inaccesibles
Al canto de erectas sonrisas
Cegadoras de la agonía.
Como si fueras tierra
Posar de cristales rotos
Ante la pisada pacífica,
Ante el desconcierto

De nuestra mirada.